Mezcla de tejidos.

Al comprarme este abrigo el año pasado pensé: ¿será realmente una buena inversión?, ¿me lo pondré?. Ahora cada vez que abro el armario y lo veo no puedo estar más contenta de la compra que hice… me parece un abrigo de esos que mi abuela decía “que visten”, te lo puedes poner con prácticamente todo…